Contáctanos

Reportaje

“Plaza Catedral” y la realidad social en el cine

Gracias al drama social “Plaza Catedral”, Panamá estuvo muy cerca de obtener su primera nominación al Premio Óscar en la categoría Mejor película internacional. El filme intimista se centra en el vínculo entre dos personajes muy dispares, para retratar los profundos abismos que provoca la desigualdad social en Latinoamérica. Y aunque no logró colarse entre las cinco finalistas, ahora la cinta podrá optar por una mejor distribución mundial.

By: Winnie T. Sittón 

 

Panamá ha producido su largometraje más internacional hasta la fecha. Se trata del drama social “Plaza Catedral”, que llegó a figurar hace poco en la lista de los quince filmes preseleccionados al Óscar en la categoría Mejor película internacional, siendo la primera vez que el pequeño país centroamericano llega tan lejos. Fue escrita y dirigida por el cineasta panameño Abner Benaim y protagonizada por la actriz mexicana Ilse Salas y el actor natural Fernando Xavier de Casta. Triste e irónicamente, el joven panameño murió antes del estreno de la película, víctima de la violencia que la propia cinta retrata. 

La trama se centra en la vida de Alicia, una mujer que perdió a su hijo de seis años en un accidente y su dolor la ha hecho desvincularse de la sociedad, de la vida matrimonial y de sí misma. Ella vive en el Casco Antiguo, un rico enclave colonial rodeado por los barrios más pobres de Panamá. Allí conoce a Chief, adolescente de la calle que es muy astuto y se dedica a cuidar carros e insiste en que le paguen por ello. Alicia mantiene su distancia, hasta que una noche el joven entra a su apartamento con una herida de bala. La situación genera un nuevo vínculo entre ellos. 

Abner Benaim.

Según detalló Benaim, quien ya tiene una decena de producciones en su haber, esta historia, tan íntima y personal, se nutre de muchas cosas. Entre ellas, sus propias vivencias, ya que él mismo vivió en el Casco Antiguo —incluso en el mismo apartamento que utilizó para el rodaje— y pudo palpar de cerca una realidad que luego intentó plasmar en el guion. También está su propio bagaje como documentalista, faceta por la que es más conocido gracias a títulos como “Invasión” (2014) y “Yo no me llamo Rubén Blades” (2018), que se evidencia en “Plaza Catedral” en aspectos como el manejo de cámara y el trabajo con actores y actrices naturales. 

Desde el principio la cinta llamó la atención de la audiencia y fue conquistando algunos premios a su paso. Fue estrenada en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara y, en palabras de su protagonista Ilse Salas, tanto la crítica como el público reaccionaron de manera muy conmovedora. 

“Esa fue la primera vez que yo vi la película con público y realmente me sorprendieron las reacciones. Hubo risas, suspiros, llantos… fue muy bien recibida”. Al final, tanto Ilse como Fernando se alzaron con el Premio Mezcal por sus pulcras interpretaciones, y la película estuvo entre las nominadas a Mejor película. Luego vino su estreno en casa, donde cautivó a la audiencia panameña y obtuvo el Premio del Público en el Festival Internacional de Cine de Panamá. 

Ilse Salas.

Poco tiempo después llegó el gran reconocimiento: la preselección a la edición número 94 del Óscar, cuya ceremonia es el 27 de marzo. Y aunque no lograron colarse entre los cinco nominados a Mejor película internacional, la sola inclusión en la “shortlist” de tan afamado galardón es ya un premio en sí mismo, y representa un gran empujón para alcanzar una mejor distribución y llegar a más gente. 

Además, es una distinción para la joven industria audiovisual panameña, que no suele estar frente a los grandes reflectores del cine latinoamericano, como sí ocurre con producciones de Argentina, México o Brasil. 

Uno de los mayores atributos de la producción es el magnetismo que genera esa rica química que Ilse y Fernando tuvieron frente a la cámara. “Hablé mucho con Abner antes de llegar a Panamá. Intercambiamos nuestras visiones de los personajes y una vez aquí fue muy pronta la conexión con Fernando Xavier de Casta. Todo fue muy lúdico, aunque no diría que fácil, pues el personaje me costó mucho trabajo. Filmar en Panamá también supuso una experiencia muy bonita, porque el equipo era chico, cálido y generoso”, destacó la actriz mexicana, reconocida internacionalmente por su actuación en películas como “Güeros”, “Cantinflas” y “Las niñas bien”. 

“Plaza Catedral” está en pleno recorrido internacional. Para conocer más detalles sobre sus futuras proyecciones, consulte las redes sociales de la película en Instagram, Facebook y TikTok.

Advertisement Enter ad code here